Conforme avanzan los estudios cientí­ficos sobre las propiedades del cannabis, y de la marihuana, la Organización Mundial de la Salud (OMS) pidió esta semana retirar esa sustancia de la lista de drogas peligrosas que data de 1961.

La lista IV está integrada por 'sustancias dañinas y con beneficios médicos limitados' por lo que la OMS consideró que mantener el cannabis 'en ese nivel de control restringirí­a gravemente el acceso y la investigación sobre posibles terapias derivadas de la planta'.

El tratamiento con resina o aceite de cannabis resultó positivo en pacientes con ataques de epilepsia o dolor crónico, entre otras afecciones que hasta ahora eran mitigadas con psicofármacos tradicionales.

Habilitan el primer centro nacional de cultivo de cannabis medicinal

Se instalará en Jujuy y lo avaló el Ministerio de Seguridad de la Nación, no la Secretarí­a de Salud. Infografí­a.

Desde la OMS respaldaron así­ un estudio que finalizó en noviembre de 2018 y que podrí­a modificar la lista IV, la categorí­a más estricta contemplada en el Tratado de la Convención íšnica sobre Estupefacientes de 1961.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, le envió una carta al secretario general de la ONU, Antonio Guterres, el 24 de enero pasado para este fin.

Así­ la OMS intentará que los 53 paí­ses que integran la comisión de estupefacientes traten la propuesta y la sometan a votación durante el 62° Perí­odo de Sesiones de Naciones Unidas, a convenir en Viena (Austria) en marzo de 2019.

Fuente: Unidiversidad >> lea el artículo original