Michael Jackson es quizá el artista más famoso del siglo XX.
Cuando falleció en junio de 2009, parecía que el eterno debate en Estados Unidos alrededor de las numerosas acusaciones de abuso infantil en su contra también habían muerto; los reflectores giraron entonces hacia sus conciertos de reaparición de la gira 'This Is It', sus canciones inéditas y un legado musical que incluye cientos de millones de discos vendidos.

[Si quieres recibir los mejores reportajes de The New York Times en Español en tu correo suscríbete aquí a El Times]

Pero el 25 de enero, se presentó en el Festival de Cine de Sundance el documental de cuatro horas Leaving Neverland, que detalla acusaciones de abuso, reabriendo casi de inmediato el debate en torno a uno de los escándalos más famosos en la historia de la música.
Si no sabías por qué Jackson vuelve a los encabezados noticiosos a casi diez años de su muerte, a continuación te presentamos una explicación breve.

¿Qué es Leaving Neverland?

Leaving Neverland es una miniserie en dos partes que se centra en los alegatos de dos hombres que aseguran que Michael Jackson abusó de ellos durante su niñez.
Se presentó en Sundance en Park City, Utah, y se transmitirá por HBO en marzo (aún no se anuncia la fecha oficial).
Está dirigido por el documentalista inglés Dan Reed, quien en 2016 dirigió el documental de HBO Three Days of Terror: The Charlie Hebdo Attacks.

EXPLORA NYTIMES.COM/ES

En el Perú, una alternativa a Machu Picchu aún oculta

¿Cuáles son las acusaciones del documental?

Wade Robson, un coreógrafo que trabajó con Britney Spears, y James Safechuck, un programador informático que apareció en comerciales cuando fue niño, afirmaron que conocieron a Jackson cuando tenían 7 y 10 años, respectivamente, y aseguraron que abusó de ellos durante años.
Robson y Safechuck (quienes aparecieron junto a Jackson en un famoso comercial de Pepsi de 1987) detallaron en sus acusaciones actos de masturbación mutua, sexo oral y anal, alcohol, obsequios lujosos y pornografía.
Robson, quien comentó que Jackson le apodó Little One (Pequeño), describió lo que según él era el método de Jackson para evitar que lo denunciara.
Safechuck habló acerca de una “boda” secreta en la que se casó con Jackson y del anillo que aún tiene en su poder, y dice que Jackson le dio joyas a cambio de favores sexuales.
Ambos hombres apoyaron a Jackson en 2005 durante un juicio por acoso sexual y negaron que hubiese abusado de ellos.
No obstante, tanto Robson como Safechuck demandaron a la administración del patrimonio de Jackson después de la muerte del artista.
Robson afirmó que Jackson abusó de él durante siete años; Safechuck dijo que él y Jackson sostuvieron relaciones sexuales “cientos” de veces.
Ambos casos fueron desestimados.

¿Cuál ha sido la reacción al documental?

La revista Rolling Stone reportó: “Al final de la proyección, la multitud se veía absolutamente conmocionada”.
Agregó: “No era nada difícil sentir que acababan de dejar caer una bomba”.

The Guardian informó: “Cuando la película terminó, el público con rostro inexpresivo se levantó de sus asientos para aplaudirles a Wade y a James, quienes subieron al escenario y se mostraron visiblemente conmovidos por la respuesta del público”.

¿Cuál será la respuesta de la familia Jackson y la administración del patrimonio?

La familia emitió una declaración que calificó al documental de ser un “linchamiento público”.
En ella se lee lo siguiente: “Estamos furiosos con los medios, quienes, sin tener una sola prueba física, eligieron creer en la palabra de dos mentirosos confesos en lugar de en los cientos de familias y amigos en todo el mundo que pasaron tiempo con Michael, muchos en Neverland, y que pudieron ser testigos de su bondad legendaria y generosidad universal.
A los creadores de esta cinta no les interesaba la verdad.
Nunca entrevistaron a una sola persona que conociera a Michael, a excepción de estos dos mentirosos y sus familias”.

Jermaine Jackson, el hermano mayor de Michael y exmiembro del grupo Jackson 5, se presentó en el programa Good Morning Britain, el 30 de enero y afirmó que las acusaciones son “tonterías”, al tiempo que defendió la práctica de Jackson de dormir con niños en la misma cama.
“Se trataba de piyamadas y lo que ellos no les dijeron fue que también había niñas, incluso con sus padres o sus tíos.
Estaban ahí sentados, viendo películas”, aseveró Jermaine Jackson.

Jackson se enfrentó a acusaciones como estas en el pasado, ¿cierto?

Sí.
En 1993, la familia de un niño de 13 años interpuso una demanda por 30 millones de dólares alegando que Jackson abusó sexualmente de su hijo, incluyendo acusaciones por besos, caricias y sexo oral.
La demanda se resolvió fuera de los tribunales en 1994 por 23 millones de dólares aproximadamente.
Un sobreviviente de cáncer, que apareció junto a Jackson en el documental para televisión de Martin Bashir Living With Michael Jackson, tenía 14 años cuando las autoridades acusaron formalmente a Jackson de abusar sexualmente de él.
Durante el juicio penal de 2005 que duró catorce semanas, el hermano menor del chico dijo que Jackson les había mostrado pornografía, se había masturbado frente a ellos, les había ofrecido alcohol y había abusado de su hermano en dos ocasiones.
Jackson fue declarado inocente.

¿Qué sigue para la administración del patrimonio de Jackson?

Se espera que el musical Don’t Stop ’Til You Get Enough, basado en los años que derivaron en la gira Dangerous de Jackson en 1992, inicie a finales de octubre en Chicago con el objetivo de llegar a Broadway en 2020.
El espectáculo está producido por la administración del patrimonio de Michael Jackson y Columbia Live Stage, y también se presentará un libro escrito por Lynn Nottage, ganadora del Pulitzer en dos ocasiones.