“A los ocho años me llevaron de excursión a ver una película a un cine y recuerdo que me separaron de mi colegio y me pusieron en la primera fila para que viera bien la pantalla, con niños de otra escuela. Ahí ya ves que tú eres diferente. Además, mi colegio se fue y me dejaron olvidada. Ahí empezó mi amor por el cine, creo yo, porque me dejaron allí solita”, cuenta con humor Patty Bonet, una actriz y periodista nacida en Valencia hace 34 años.

Bonet está de gira con la obra teatral Cáscaras vacías junto a su colega Jesús Vidal, recién galardonado con el premio Goya por su papel en la película Campeones. En el montaje, seis actores interpretan a seis personas con algún tipo de discapacidad, con el trasfondo de la operación T4, el nombre en clave del programa nazi concebido para asesinar en la cámara de gas a las personas con “vidas indignas de ser vividas”.

A la actriz le falta una de las 3.000 millones de letras del manual de instrucciones que tenemos en cada una de nuestras células

Fuente: El País >> lea el artículo original