August 28, 2018 | 14:36

Mundo en diarios de Tucumán: El País

Ortega intensifica las detenciones contra sus opositores

Las autoridades han encarcelado a más de 30 críticos desde el fin de semana. Desde que se iniciaron las protestas son ya más de 400 los arrestados



Jennifer Estrada se plantó la mañana del pasado lunes en las puertas de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), en Managua, para conocer el paradero de su hermano, Byron, un estudiante de odontología de 23 años que fue arrestado el fin de semana en León –enclave turístico localizado a 97 kilómetros al noroeste de la capital–, cuando participaba en una protesta contra el Gobierno del presidente Daniel Ortega. A Jennifer la acompañaban decenas de familiares que, desesperados, querían saber el estado de sus hijos, padres o hermanos, detenidos en la que fue una intensa redada de opositores registradas en Nicaragua el fin de semana y que dejó, según el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH), al menos 32 personas detenidas “de forma ilegal”. Ya suman, según esta organización, más de 400 “presos políticos” encarcelados en las celdas del país, muchos de ellos en la temida DAJ, conocida popularmente como El Chipote y denunciada como centro de tortura.

“No sabemos de qué se le acusa. Un comisionado de la Policía nos dijo el sábado que son señalados de terrorismo, que eran terroristas y golpistas”, explicó Jennifer, una joven blanca, de baja estatura y muy activa, que ha participado en las protestas contra el régimen y que mantiene en sus redes sociales un discurso crítico contra Ortega y la vicepresidenta Rosario Murillo. Jennifer afirmó que aunque desde el sábado no han podido ver a su hermano, una fuente de El Chipote les dijo que estaba “inconsciente”, golpeado, “con el rostro desfigurado” y sin atención médica. “No tenemos certeza de que mi hermano esté bien. Creemos que los demás muchachos también han sido torturados, según lo que nos dijo la fuente policial”, aseguró la joven.

El fin de semana se registraron manifestaciones en varias ciudades importantes del país. Las más grandes se organizaron en las coloniales León y Granada. La Policía bloqueó las vías que conectan la capital con Granada, a 45 kilómetros, para impedir que los capitalinos participaran en la protesta. El CENIDH reportó que 21 personas que intentaban llegar hasta ese enclave turístico para participar en la manifestación fueron detenidas y llevadas a El Chipote, entre ellas la documentalista estadounidense-brasileña, Emilia Mello, quien más tarde fue deportada. Mello aseguró que durante su detención de 30 horas sufrió “maltratos psicológicos”. Junto a ella fueron liberados varios de los estudiantes capturados que pretendían llegar a Granada, aunque todavía se mantienen detenidos decenas de opositores arrestados el fin de semana en Carazo, Matagalpa, León y otras ciudades del país.

MÁS INFORMACIÓN

Fuente: El País >> lea el artículo original

Seguí leyendo en TodoDiarios


Quienes leyeron esto visitaron también